Talento

Regalo de Talento

Todos tenemos talentos especiales o regalos que son un signo del poder y la majestad de Dios, que puede hacer todas las cosas. Estos talentos y dones no se nos dan sólo para nuestro propio uso, sino que se otorgan a nosotros para enriquecer la vida de los demás y para que podamos servir mejor a Dios.

San Pedro en su primera epístola nos dice, "Cada uno de ustedes ha recibido una gracia especial, por lo que, como buenos administradores responsables de todas estas diferentes gracias de Dios, pónganse al servicio de los demás."

Todas las obras de Cristo, deben llevarse a cabo en nuestra parroquia y la comunidad. Como ustedes saben, Cristo no está físicamente presente en nuestra parroquia como para:

*visitar a los enfermos y ancianos,

*para alimentar a los hambrientos,

*para enseñar a los que quieren aprender.

*para consolar al solitario y que sufre

*y para orar por las necesidades y dar una mano y una palabra de aliento.

Cristo depende de cada uno de nosotros para hacer estas espirituales y físicas Obras de Misericordia en su nombre. Eso nos hace colaboradores con Cristo en el Santo trabajo de la Redención. ¡Qué privilegio!

Su regalo de talento es un don especial, sólo usted lo puede dar.Recuerde las palabras de San Francisco de Asís:

"Es como damos, que recibimos"